Sea Bubbles, el transporte ejecutivo acuático llegó a París

Si alguna vez te habías preguntado cómo sería viajar en un transporte ejecutivo en el mar, en París ya existe un servicio que seguramente al verlo querrás viajar en él, el proyecto se llama Sea Bubbles y se asemeja demasiado a viajar en un coche, pero sobre el agua.

Este nuevo método de transporte que se está desarrollando en el Rio Sena en París, se ha convertido en el foco de atención, pues el diseño del vehículo, así como la velocidad que alcanza, es mucho mejor que viajar en cualquier bote para hacer estos recorridos.

Características

Este nuevo método de transporte privado, quiere sustituir por completo los medios de transporte que se mueven por esta vía fluvial, pues ofrece muchas ventajas, ya que cuenta con espacio amplio en su interior, con capacidad para un piloto y 4 pasajeros, muy parecido a los taxis terrestres, y el diseño también muy similar a un vehículo, pues a pesar de que viaja por el mar, logra volar fuera del agua, con un sistema completamente nuevo en cuanto a movilidad marítima y elegancia al mismo tiempo.

Lo que logra captar la atención de este nuevo transporte, es la manera en que se desplaza en el agua, pues no es un tradicional bote, sino que se trata de una cápsula con forma de auto que se eleva sobre el agua a una altura aproximadamente de 50 centímetros y que además evita todos los mareos y turbulencias que se suelen tener un bote tradicional, esto gracias a su estabilidad.

Sobre el funcionamiento, el vehículo se mueve por medio de un motor eléctrico que es alimentado por baterías, además, cuenta con un nuevo diseño en cuanto a so movilidad, pues hay modelos que hacen que el vehículo cuente con uno o dos postes en la parte frontal y dos en la parte trasera, que al acelerar y llegar a una velocidad promedio de 20 millas por hora, puede elevarse sin necesidad de ir tocando el agua, haciendo el viaje aún más interesante.

Gobierno a favor de movilidad limpia y eficiente

El gobierno parisino ha accedido, pero sobre todo a volteado a ver a este “taxi acuático” como una nueva manera de navegar el Río, pues supone mejores tiempos y sobre todo un transporte que no contamina y que no necesita de combustible para funcionar.

Sólo queda esperar que pase las pruebas de manera eficiente y que las personas adopten este nuevo sistema de transporte para que comience a tener más relevancia. Sobre el precio del traslado, se estima que sea alrededor de los 10 EUR, precio razonable si se trata de viajar más rápido, más seguros y más tranquilos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *